¿Una enzima puede revelar que la obesidad es de origen genético?

.
 Hasta ahora esta condición se ha atribuido a causas como mala alimentación y falta de ejercicio.

La razón por la que las personas suben de peso al alcanzar la mediana edad puede estar en el efecto de una enzima.
Foto: 
 Claudia Rubio
 La razón por la que las personas suben de peso al alcanzar la mediana edad puede estar en el efecto de una enzima, según un estudio publicado este martes en la revista ‘Cell Metabolism’.
La investigación, realizada en el Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre de Estados Unidos, apunta a encontrar razones genéticas para la obesidad en los adultos, más allá del estilo de vida o la falta de ejercicio.
 Para identificar el papel que en la obesidad cumple esta enzima, denominada DNA-PK, los investigadores trabajaron con ratones. En el estudio, los científicos administraron a un grupo de ratones alimentados con grasas un inhibidor que bloqueaba el efecto de esta enzima, mientras en otro conjunto la dejaron funcionar normalmente. Así hallaron que en el grupo que había recibido el inhibidor, la subida de peso era un 40 por ciento menor.

"Este trabajo indica que nuestra tendencia a aumentar de peso no se debe solo a malas elecciones en el estilo de vida o a la falta de voluntad", apuntó Jay Chung, uno de los autores del estudio e integrante del Laboratorio de Investigación en Obesidad y Envejecimiento del instituto.

"Hay un programa genético que maneja la obesidad", agregó.

La investigación vincula por primera vez la acción de esta enzima con la edad y la obesidad, lo que para los investigadores tiene también derivaciones hacia la búsqueda de una solución a otras enfermedades crónicas como la diabetes.

Los expertos saben que bajar de peso es más difícil a partir de entre los 30 y 40 años, pero no terminan de comprender los cambios biológicos que provocan que las personas suban de peso a partir de la mediana edad. Al investigar estos cambios en animales, encontraron que la enzima DNA-PK aumenta su actividad con la edad.

La enzima no solo estimula la conversión de nutrientes en grasas, sino que disminuye la cantidad de mitocondrias, los espacios en las células que toman esa grasa y la transforman en energía para el cuerpo. Para los investigadores, este descubrimiento abre la puerta para el desarrollo de un nuevo tipo de medicación para perder peso que puede funcionar inhibiendo la actividad de la DNA-PK.

Sin embargo -advirtieron- los fármacos que inhiben la enzima todavía no han sido probados en humanos. Precisamente, a los investigadores les gustaría desarrollar un mejor inhibidor, según dijo Chung.
Fuente: www.elespectador.com/noticias/salud

La falta de vitamina k y d aumenta en un 62% el riesgo de hipertensión

 

 

Las coles de Bruselas, los espárragos, el repollo, el brócoli o especias como el curry o el pimentón están entre las mejores fuentes de vitamina K.

 

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión, y por ello, la Fundación Española del Corazón (FEC), quiere recordar que esta enfermedad es uno de los factores de riesgo clave en el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, pudiendo llegar a provocar infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.
Un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad Libre de Ámsterdam de muestra que unos niveles bajos de determinadas vitaminas incrementaría el riesgo cardiovascular en la población, especialmente porque aumentan la incidencia de hipertensión.
La publicación, que forma parte del Estudio Longitudinal de Envejecimiento de Amsterdam (LASA), encargado de determinar los predictores y las consecuencias del envejecimiento en los Países Bajos, evaluó la combinación de niveles bajos de vitamina D y vitamina K y su relación con la presión arterial. En concreto, observaron una mayor incidencia de niveles altos de presión arterial sistólica y diastólica en participantes entre 55 y 65 años que, de forma basal, no presentaban hipertensión al inicio del estudio. Sin embargo, debido a este déficit de vitaminas D y K, el 62% de los participantes en el estudio terminó desarrollando hipertensión arterial al cabo de seis años.
Alimentos con vitaminas D y K

 

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio y se encuentra mayoritariamente en pescados grasos (atún, salmón y caballa). Por otra parte, las hierbas (tanto frescas como secas), las coles de Bruselas, los espárragos, el repollo, el brócoli o especias como el curry o el pimentón están entre las mejores fuentes de vitamina K, responsable de producir proteínas para la formación de huesos y tejidos o ayudar a coagular la sangre. La FEC recomienda incluir estas vitaminas a través de una dieta variada y saludable.
La enfermedad cardiovascular sigue situándose a la cabeza como la primera causa de muerte en nuestro país. Por ello, la prevención es fundamental a la hora de combatir la hipertensión arterial, una patología que sufre el 42,6% de la población española, si bien el 37,4% está sin diagnosticar, según el estudio Di@bet.es. Como puntualiza la doctora Paola Beltrán, vocal de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación de la Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología, “tener un factor de riesgo como la hipertensión aumenta muy significativamente las posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular y es un signo de alerta importante que indica que es necesario revisar nuestro modo de vida”.
Claves para prevenir la hipertensión

 

La OMS describe la hipertensión como una enfermedad letal, silenciosa e invisible, que rara vez provoca síntomas en las primeras etapas y en muchos casos no se diagnostica. Por ello, fomentar la sensibilización pública es clave para poder prevenir la hipertensión, ya que ayuda a la detección temprana, a fomentar comportamientos saludables y a tener un mejor control de la enfermedad. Además, un tratamiento adecuado y el control de la enfermedad, provocando beneficios al paciente y un importante control del gasto sanitario.
La mejor manera de controlar los niveles de tensión arterial es mediante hábitos de vida cardiosaludables: no fumar, moderar el consumo de alcohol, controlar el peso, realizar ejercicio regularmente y seguir una dieta cardiosaludable, evitando especialmente la sal, ya que España destaca por su alto consumo de sal, según la Organización Mundial de la Salud, España consume el doble recomendado (5g al día vs 11g consumidos por los españoles). 

 

Fuente:  as.com/deporteyvida/2017/05/16/portada/1494928359_843376.html

 

 

Cinco consejos para fortalecer la memoria

 

 

Siga estas recomendaciones para cuidar el cerebro en la adultez.
 
“El cerebro puede estimularse a cualquier edad porque tiene la capacidad de crear nuevas redes neuronales para suplir las que están decayendo”. Así lo asegura Verónica Somale, jefa del departamento de neurología cognitiva del Instituto de Neurociencias Buenos Aires (Ineba). 

Siga estos consejos para fortalecer la memoria y cuidar el cerebro en la adultez.

Actividades fuera de lo rutinario

“Se debe tratar de desarrollar la parte del cerebro que menos hemos usado en nuestra vida. Por ejemplo, si se es un profesional que trabaja con personas y datos, se tienen menos desarrollada la parte más creativa del cerebro”, detalló la experta.

En ese caso, hay que ser consciente de que existe una parte del cerebro que no se ha estimulado y se deben buscar actividades manuales, creativas y artísticas que se postergaron en otra etapa de la vida y que sirven para mantener activo el cerebro.

La actividad tiene que gustar, ser repetitiva y placentera. Si una actividad no se mantiene en el tiempo y no produce placer terminará siendo frustrante y negativa.

Salir de la zona de confort

Si uno lee un libro al mes, debería leer dos o uno más complejo. Se debe crear un cerebro que tenga neuronas sanas y altamente relacionadas entre sí. Esto se conoce como sinapsis (aproximación intercelular entre neuronas). A diferencia de los músculos, que se ven crecer con el entrenamiento en un gimnasio, en el caso del cerebro es más difícil de observar ese desarrollo.

El cerebro crece o se enriquece cuando se lo enfrenta a situaciones que lo desafían. Esto hace que se active, desarrolle y cree redes neuronales.

El factor lúdico

¿Sirve hacer palabras cruzadas o sudoku? “Son importantes y entretenidos, pero ayudan si se busca el desafío. Que no sean repetitivas y que cada vez sean más complejos”, sostiene la especialista.

Además, hay juegos como el ajedrez o el ‘go’ que son de mucha estrategia, abstracción y de flexibilidad cognitiva. En ese caso, permiten activar diferentes áreas del cerebro.

Juegos en red

Hoy los adultos mayores también tienen acceso a la tecnología con computadoras y tabletas que cuentan con programas para entrenar la memoria. “Son importantes y buenos para ellos. Además, están diseñados para que el nivel de dificultad vaya progresando y eso hace que el cerebro constantemente se estimule”, señaló Somale.

Aprender idiomas

La estimulación a través de conocer nuevos lenguajes es muy importante porque para aprenderlos entran en juego otras zonas mucho más amplias del cerebro. Además, si las clases son grupales la parte social también ayuda.

Somale resumió los consejos con la siguiente frase: “Tiene que dar placer y desafiar al cerebro. Tiene que ser algo que nos dé trabajo. Algo más que lo rutinario”.


LA NACIÓN / GDA
Fuente:www.eltiempo.com/vida/salud/consejos-para-fortalecer-la-memoria-93754
 

 

El cáncer, un asunto personal

 Cada tumor tiene su huella genética particular y por eso hay que conocerla. Pero solo unos pocos pacientes lo logran. ¿Qué hay que hacer?

En la última década los científicos han concluido tres cosas acerca del cáncer: que es una enfermedad genética generada por la acumulación de mutaciones en las células; que hay más de 200 diferentes tipos de cáncer, lo que hace de esta patología una de las más heterogéneas, y que es personal. Eso quiere decir que el cáncer de un individuo, por más que aparezca en el mismo órgano, es diferente al de otro. “El perfil genético de estos tumores, es decir los genes que están conduciendo su desarrollo y progresión son diferentes”, explica a SEMANA el oncólogo Warren Chow.

Esa diferencia indica que el tratamiento oncológico no puede caer en la categoría “una talla es buena para todos”, como sucedía hace unas décadas cuando a la mayoría de pacientes con tumores malignos se les daba la misma receta. Hoy, por ejemplo, se conocen varios subtipos de cáncer de pulmón de acuerdo al ADN del tumor y muchos de ellos tienen un medicamento específico que ataca el marcador principal que hace que tal tumor crezca. Se trata de las llamadas terapias objetivo.

Recomendamos: La inmunoterapia, ¿lo más efectivo contra el cáncer?

Por esto, hacer el perfil genético del tumor cada vez es más necesario. “Una de las empresas líderes en este tema es Foundation Medicine, que ofrece secuenciación de 350 genes con los cuales los médicos pueden saber qué subtipo de cáncer están tratando y así tomar mejores decisiones”, dice Chow. “Secuenciar el cáncer es más importante hoy que decir: tengo cáncer de pulmón o de próstata”, agrega.

Un estudio presentado recientemente en la reunión anual de American Society of Clinical Oncology (ASCO) es un ejemplo de esa necesidad. El trabajo, dirigido por David Hyman, médico oncólogo del Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York, reclutó a un grupo de 55 pacientes (43 adultos y 12 niños) con una mutación conocida como TRK, un gen fusión que es el conductor de muchos tipos raros de cáncer, entre los que están el fibrosarcoma congénito, así como un subtipo de cáncer de pulmón y también de esófago. “Cada uno es raro pero si se suman son alrededor de 5.000 nuevos casos al año”, dice Chow.

Hyman les dio larotrectinib, un medicamento objetivo para atacar esta mutación y observó que 78 por ciento de los participantes tuvieron una respuesta positiva que duró más de seis meses, y en algunos hasta dos años. “No importa dónde estaba el tumor sino el gen conductor”, agrega Chow.

Aunque el estudio es pequeño y aún es temprano para conclusiones, “demuestra que este tipo de drogas podría señalar el futuro de la medicina de precisión”, dice Sumanta Kumar Pal, experto de ASCO. Este nuevo acercamiento al cáncer supone la elaboración de un examen de secuenciación genética de los tumores. Sin embargo, según Troy Cox, CEO de Foundation Medicine, solo a un 12 por ciento de pacientes con cáncer avanzado en Estados Unidos se les da un panel multigenético y “en otros países esa cifra es menor”, dijo a SEMANA.

 

Sugerimos: El futuro de la oncología está en la inmunoterapia

Los principales obstáculos son que la prueba, que cuesta entre 1.000 y 2.000 dólares, aún no la pagan todos los seguros. También hay falta de conciencia de la necesidad de hacerlos. Según Bonny Addario, sobreviviente de cáncer que creó una fundación para ayudar a otros pacientes como ella, en Estados Unidos aún se ve que a pesar de los avances en los últimos 18 meses en cáncer de pulmón, algunos médicos les dicen a sus pacientes “que pongan en orden sus cosas”, ignorando todos los adelantos actuales. El otro problema es que muchos consideran una pérdida de dinero hacer un examen si apenas hay 14 drogas aprobadas por la FDA para terapias objetivo.

Sin embargo, Cox señala que todos los pacientes se deberían hacer el panel porque aún si no hay ninguna terapia objetivo que se haya creado para su tipo de cáncer “se beneficiarían en algo”. De ese modo, se podría decir que el escenario ideal para los pacientes es que tengan una alteración genética para la cual ya hay una droga. Por su parte, Cox explica que conocer esta información ayuda a enterar al médico sobre cuál podría ser el mejor tratamiento. “En el caso de cáncer de pulmón, si resulta que tengo alto el PDL 1 y además tengo otro marcador que es TMB (tumor mutation burden), ayudará al médico a usar una inmunoterapia en lugar de quimioterapia”, señala. En ese sentido es como un mapa que ayuda a encontrar el mejor camino para atacar el cáncer.

Uno de los marcadores más frecuentes en el cáncer es el P53, que cuando está activo protege al genoma de mutaciones, pero cuando se daña deja pasarlas y permite el crecimiento desproporcionado de ciertas células. Es ahí cuando se produce el cáncer. “Si lográramos descubrir una terapia para el gen p53 sería como encontrar el santo grial”, dice Chow.

Le puede interesar: Edición de genes, una esperanza contra el cáncer

Por su parte, hay otra utilidad y es que Foundation Medicine está integrada con laboratorios que hacen estudios clínicos y si el paciente llega a resultar positivo para uno de estos ensayos, podría considerar su participación. “La mayoría de veces estamos guiando a esos pacientes a terapias objetivo, pero también le ayudamos al sistema a ahorrar dinero al decirle que ponga al paciente en el estudio clínico”, dice Cox.

La buena noticia es que hoy existen casos de cáncer que se curan y no solo en estadios tempranos sino también en avanzados, como se ha visto con el melanoma, uno de los tumores más letales. Hace 8 años, si ese cáncer volvía y hacia metástasis en el pulmón y el hígado se consideraba incurable. Pero con inmunoterapia hoy algunos pacientes de estos tipos de tumores avanzados han sido salvados.

 

En el futuro, estos expertos ven la lucha contra el cáncer como una combinación de estrategias. Para Chow, la inmunoterapia es un gran avance pero aún solo ayuda a un 20 por ciento de los pacientes y por eso hay que encontrar maneras de extender ese beneficio a la mayoría. Cox cree que en diez años el cáncer será una condición crónica para muchos de estos pacientes y en casi todos los tumores.

 

FUENTE:www.semana.com/vida-moderna/articulo/adelantos-en-el-tratamiento-contra-el-cancer/528587

 

 

.

El raro cáncer asociado a los implantes de seno

 
 
 
Casi todas las pacientes de este tipo de linfoma tuvieron prótesis mamarias de superficie texturizada. Los casos son pocos, pero las autoridades de salud piden no descuidar el cuidado de este procedimiento.
 
 Los implantes de seno, ya sea por cuestiones estéticas o de reconstrucción, son una de las cirugías plásticas más populares. Aunque es un procedimiento muy seguro, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), creyó conveniente advertir que existe una posible relación entre un tipo de cáncer llamado linfoma anaplásico de células grandes (LACG) y algunos implantes mamarios, tras reportar nueve muertes atribuidas a esta enfermedad.
El número de casos de este raro tumor es mínimo. Desde 2011 que fue descubierto y hasta hace dos meses, había evidencia de 359 en todo el mundo. Según estimó la Therapeutic Goods Administration (TGA), el riesgo de desarrollar LACG está entre 1 caso de cada 1.000 y 1 caso de cada 10.000 mujeres con implantes de mama. Por su parte, también se evidenció mayor riesgo en las pacientes con prótesis de superficie texturizada. Según datos de la BBC, “de los 359 casos solo 231 incluían información sobre la superficie del implante; de ellos, 203 eran texturados o rugosos y 28 lisos”.Advertisement
 Linfoma, el cáncer desconocido
Los implantes texturizados empezaron a ser utilizados porque su estructura en forma de gota permiten un efecto más natural. Estos se adhieren más al tejido, lo que hace que se muevan menos y no roten. Aún no se tiene muy claro por qué estas prótesis presentan el problema, pero se sospecha que es más fácil que a estos implantes se “peguen” bacterias que terminan por formar un revestimiento que estimula el sistema inmunológico y puede provocar una inflamación; esto, con el tiempo podría originar un linfoma.
 Generalmente, si este tumor se trata a tiempo, tiene una alta tasa de curación. El problema es que en muchas ocasiones el diagnóstico llega tarde porque suele confundirse con otras patologías. Sin embargo, prestar atención a síntomas como dolor de senos, inflamación, acumulación de líquido, nódulos, bultos y asimetría en las mamas, que indican que algo no anda bien con los implantes, puede llevar a una consulta más rápida.
Este tumor se detecta a través de un ultrasonido para extraer el líquido linfático del pecho y analizarlo en una sustancia CD30, que ayuda a descubrir el linfoma. La FDA ya ha diseñado un protocolo en caso de demostrarse la presencia de este cáncer. Indican que lo primero que se debe hacer es retirar ambos implantes, así el problema solo se presente con un seno y quitar las cápsulas de tejido de cicatrización que se forman alrededor de las prótesis. Con este procedimiento, en la mayoría de los casos, el linfoma se elimina y el cáncer se frena.
 Un tipo de cáncer fuera de lo común
En los casos en los que el tumor ya se ha extendido, las pacientes deben ser tratadas con quimioterapia o sesiones de radioterapia, según lo indique el médico tratante. Sin embargo, según indica Denise Grady en The New York Times, “los médicos informan que en cerca del 85 por ciento de los casos la enfermedad no se ha extendido más allá del tejido que rodea el implante y al parecer basta con la cirugía para curarla”. Incluso, algunas mujeres optan por nuevos implantes.
Buena parte de los casos del LACG se presentaron entre seis y ocho años después de puestas las prótesis. En todo caso, la FDA recomienda que así no se presenten síntomas lo mejor es seguir con disciplina los controles y mantener el cuidado de rutina. Esta incluye mamografías para hacer seguimiento a los implantes y escáner por resonancia magnética con el fin de detectar cualquier rotura o anomalía con las prótesis.

 

 Fuente: www.semana.com/vida-moderna/articulo/cancer-relacionado-con-implantes/526210